jueves, 13 de octubre de 2016

ARCO

Muchos buscamos el orden en el espacio. De manera positiva o negativa, en los vacíos presentes entre las formas. Es esta la premisa de trabajo de la fotografía, la composición en base a la selección de la realidad, esencialmente formas, objetos y los vacíos entre ellos, seleccionados mediante el acto de enmarcar. 

Uno de los objetos ejemplarizante de lo anterior más repetidos, presente aunque altamente asumido y estandarizado que delimita la realidad es el arco, una estructura formada por dos postes paralelos y un poste superior (transversal o perpendicular a los palos) llamado travesaño o larguero también conocida como portería, cuyas medidas reglamentarias en el fútbol profesional son de 7,32 metros de ancho por 2,44 de alto. 

En el juego, si la pelota lo atraviesa se anota un punto. En sí, no son más que tres palos y una idea, todo lo que ocurra ahí dentro es un evento percibido como de mayor relevancia al resto. Con lo que surge una dualidad, fundamentalmente marcar un punto o no marcarlo, lo que a lo largo del partido supone la diferencia entre ganar o perder. Si eliminamos esa referencia, ese marco delimitador, eliminamos la idea misma del futbol, la norma básica que hace ser lo que es.

Por tanto la función del arco es contener una idea y crear una diferencia: anotar o no anotar, ganar o perder. Extrapolable a cualquier sistema binario: lo prioritario y lo secundario, la realidad y la ficción, la valentía y la cobardía, la acción y la pasividad, la verdad y la mentira, primera división y segunda, la abundancia y la escasez, fama y anonimato, porsche y citröen, ciudadanos de primera y de segunda, luz y oscuridad, la zona de confort y lo desconocido, lo visible y lo invisible, el negocio y la pasión, la votación y la abstención. 

Manresa, octubre de 2016.

martes, 9 de febrero de 2016

jueves, 28 de enero de 2016

Repetición


2/2 Una visión sobre el parkour y el movimiento.

-¿Por qué repetir?
-Nosotros aprendemos creando conexiones sinápticas entre neuronas, pero estas son débiles. Contra más veces hacemos aquello aprendido, más fuertes y gruesas se hacen estas conexiones.
Así pues cuando repetimos algo, más lo sabemos hacer, y menos energía gastamos para ello. Nos volvemos más eficientes.
-¿Pero qué sucede cuando insistimos en un error?
-Lo que ocurre entonces es que reforzamos dicho error, creando más dificultad a la hora de mejorar, por tanto es recomendado añadir alteraciones para buscar la eficiencia de lo que se está aprendiendo.
-¿Cómo podemos añadir alteraciones en la búsqueda de mejorar?
-Si tenemos una actitud crítico-constructiva, el problema está resuelto. Lo que ocurrirá con dicha actitud, es que buscaremos el error e intentaremos ver cómo aprovecharlo para mejorar. De hecho parte del entrenamiento estará basado en observar.
Y cuando digo mejorar, que no se confunda actitud crítico-constructiva, con actitud proteccionista.
-En consecuencia: Repetición, repetición, alteración y repetición.  


Texto de Yim Requena

martes, 26 de enero de 2016

Salto


1/2 Una visión sobre el parkour y el movimiento.
 

miércoles, 30 de diciembre de 2015